Matrimonio Civil Bonfi Fuller

Build-a-Dream

Después de casarme un viernes 13 puedo dar fe que la suerte se encuentra en los lugares menos esperados y se da siempre en el momento preciso. Y cuando no, quizás simplemente no era el momento.

Matrimonio Bonfi Fuller 2

Me casé siempre bajo mis propios términos (las dos veces que me casé… Si si con la misma persona. Si si una por civil y la otra por ¿religioso?… Si si a dos años de distancia y primero fue el ¿religioso?).

Lo decidí(mos) de un mes al otro, mi mamá casi se muere y mis primas también, porque “¿Cómo con tan poca anticipación?”. Se que dejé gente afuera pero, mi visión del civil al menos, era simplemente ir al registro civil y formalizar una situación que ya estaba dada.

Vamos con la explicación el “Religioso”

Nos casamos por amor en Australia a escasos 6 meses de conocernos. Fue una de las mejores experiencias que viví en mi vida. Nos conocimos justo antes de que tenga decidido irme a Australia de Working Holiday (I needed a break you know) y después extrañarnos y confirmar que realmente  queríamos estar juntos,  Fuller vino a buscarme para casarnos. Cómo la idea de todo el protocolo nunca nos causó gracias, si no más bien nos parecía una paja, decidimos que si lo hacíamos en Australia, nos evitábamos el problema. Así que vino, compramos MUCHO alcohol, invité algunos amigos que conocí y un par de grandes amigas que justo estaban allá en ese momento y una de ellas me casó.

Video

Casarse cuando uno está en el momento en que más enamorado estará, no tiene precio. Por supuesto que es una locura y después vendrán otros retos que confirmarán o diluirán lo que el amor unió ja, pero casarse así, con ese sentimiento a flor de piel (y el pibe se vino a AUSTRALIA a buscarme… A VER!) simplemente sentis que explotas de amor.

 

Creo que nunca podría realmente haber entrado a una iglesia a jurar amor eterno, ni podría haber armado una fiesta en un salón, con mesas, comida, mesa dulce, reggeaton, etc. Simplemente nunca.

 

 

#HappyToBeHappy