Después de haber pasado por múltiples tipos de cuerpo, que generalmente no me encantaban, finalmente hoy tengo con uno con el que soy completamente feliz. Ahora que le dedico la atención necesaria al movimiento y la alimentación, mi vida cambió por completo. Bien Millenial, bien cliché.

Cuando decido algo, normalmente se hace. Y hace más de seis meses que vi en el espejo alguien que no quería más y lo saqué. Just like that √

Bajé 6 kg y gané FORMA, fuerza, resistencia en otros deportes (¡empecé más deportes también!)… ¡Hasta se me fue la CELULITIS! Así que mujeres, la cortamos con la cremita Milagrin, la mesoterapia y toda la mentira que da vueltas por ahí. Más agua, más deporte, mejor comida y van a ver que el cuerpo devuelve.

Lo mejor de todo es que fue muy fácil por dos cosas: nunca me saqué el objetivo de la cabeza y lo convertí en un estilo de vida.

Mi objetivo era claro: Quería un rocking bikini body (ese es el problema con conformarse con “estilizarse un poco” go hard or go home!!!).

Por otro lado, lo hice parte de mi vida cuando me di cuenta que podía comer cosas ricas y más sanas.

Me volví “Bonfit” para mis amigas. Una de las más felices es mi vieja, que es personal trainer desde hace más de 20 años (así que ahora habrá un legado laboral), calculo. Otro bastante feliz es Fuller 🙂 jaja.

La parte más difícil es siempre el bullying que tus amigas te hacen, el resto todo chill.

#GoFitness