My adventure scrapbook
Search

Se casó la primera

Bueno ¡se casó la primera del grupo! Fui a algunos casamientos en mi vida pero realmente a ninguno de alguien tan cercano. Hasta fui parte del comité organizador de la despedida de soltera (mi primera ¡yay!).

Pero lo que no dejo de pensar desde hace varios días es ¿cómo surge esto del casamiento? ¿qué es lo que nos hace querer casarnos? ¿todos nos queremos casar? ¿en qué momento dejas de verte como un hijo para pasar a querer formar tu propia familia? Más allá de que el matrimonio es una de las instituciones más viejas del mundo, me lo pregunto porque hasta hace no mucho nuestras preocupaciones principales eran la facultad, aprobar las materias, donde era la previa y a donde íbamos después. Punto.

 

¿Será la edad?

Algunos tienen la teoría de que son los 25 años. Supuestamente a esa edad te empiezan a dar ganas de casarte y algunos hasta citan ejemplos de amigas que “pasaron por lo mismo”. Esta explicación me parece en exceso simplista. Como si algún tipo de reloj diga “Ok, ahora a casarse” y mucho menos en los tiempos en los que vivimos ahora. Quizás para la generación de mi mamá si hubiera sido imprescindible casarse e inclusive antes de los 25, pero ¿en la nuestra? No lo creo.

Bochi y Nico se casaron porque tienen el proyecto de irse a vivir juntos a España, por lo que casarse era esencial para hacerlo por un tema de papeles.

A mi particularmente me pasaba que hasta hace unos años decía que no me quería casar, pero después en pareja es inevitable (creo) hablar del tema. Por lo que empecé a pensar que es algo que si quería en mi vida, pero que no sabía ni cuando, ni como. En algún momento hubo una propuesta formal pero a la hora de concretarlo simplemente no sucedió y lo postergamos. No sabría explicar exactamente por qué. Por una parte me pareció demasiado complicado el tema de la organización, la presión de mi familia por una fecha y por otro lado quizás simplemente quería esperar.


No importa como sea que la gente decide casarse. Lo que si sé es que este casamiento tocó por lo menos UNA tecla de cada integrante del grupo. De la soltera, de la eterna novia, de la comprometida que da vueltas, de la recientemente enamorada… ¡De todas!

En fin, ahí se fue la primera… ¿Qué será de nosotras ahora on the bad side of twenties?

1 Comment
  1. Jess

    January 29, 2014 4:01 am

    Nah… Ya sigo las BonfiAventurasssss 🙂

Leave a Comment